Estas son algunas reglas para mantener tu cepillo en buenas condiciones:

1. Lavar las manos antes de tocar el cepillo de dientes- Esto ayudará a eliminar las bacterias.
2. No guardar el cepillo en recipientes cerrados- Esto hace que proliferen las bacterias.
3. Enjuaga cuidadosamente el cepillo con agua tibia antes y después de usarlo y guárdalo en posición vertical, para que el exceso de agua escurra de forma más fácil.
4. No compartas tu cepillo de dientes, pues los gérmenes y bacterias bucales se transfieren fácilmente. Asimismo, impide el contacto entre distintos cepillos, pues también ocurre contaminación.
5. No uses tu cepillo para limpiar otro objeto aparte de tu boca, ni siquiera aparatos ortopédicos o dentales.
6. Cuidado al desinfectarlo- Utilizar detergentes puede dañar las cerdas del cepillo de dientes. Se sugiere que se desinfecten solo con productos especializados para eso y no con detergentes corrientes.
7. Reemplazo- El cepillo de dientes debe reemplazarse cada tres meses o antes si notan que está muy malogrado.
8. Almacena tu cepillo lejos del inodoro y siempre cierra la tapa antes de tirar la cadena, pues microgotas de agua contaminada pueden llegar a él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment