Investigadores de la Universidad de Leeds han desarrollado un nuevo líquido que rellena el diente estropeado sin necesidad de perforar y así evitar el terror del sonido de la turbina. Según sus desarrolladores, este nuevo líquido no sólo cura las caries, sino reconstruye el diente sin dolor.

Este nuevo compuesto serviría para tratar problemas de caries tempranas, es decir para las que se encuentran sobre el esmalte y las que han penetrado hasta el primer tercio de la dentina. Todo lo que se encuentre más abajo requiere del taladro. El líquido es en realidad un gel que va tomando la forma del diente y al entrar en contacto con él atrae el calcio hasta que la pieza se regenera de manera natural.

“Esto suena demasiado bien para ser verdad, pero nosotros lo que hacemos, básicamente, es ayudar a los dientes a auto regenerarse. Es un proceso reparador no quirúrgico, totalmente natural e indoloro”, indicó Jennifer Kirkham, líder del desarrollo de esta nueva técnica en el Instituto Dental de la Universidad de Leeds.

Por otro lado el profesor Paul Brunton, supervisor de las pruebas, indica que “en dos o tres años esta técnica estará disponible en las consultas de los dentistas”.

El tratamiento todavía es costoso y aún hay que ver si el método impide, efectivamente, la propagación de la caries a largo plazo.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario