Hoy día los implantes dentales se han convertido en la opción mas demandada por los pacientes para la reposición de piezas dentales ausentes, tanto en casos donde sólo faltan piezas aisladas como en aquellos que la ausencia dental es múltiple o incluso completa.

Realizamos un diagnóstico radiológico para ver la disponibilidad de hueso, ya que necesitamos un grosor y una altura mínima, en algunos casos de duda, cuando se ha perdido mucho hueso, porque haga mucho tiempo que se han extraído las piezas dentales, realizamos una TAC para asegurarnos de la disponibilidad ósea y la localizaciòn exacta de arterias, o nervios con los que debemos dejar un margen de seguridad establecido.

Trabajamos con centros radiológicos de Sevilla donde utilizan las maquinarias más innovadoras, nos ofrecen imágenes de TAC en 3 D con una menor radiación al paciente y son radiólogos formados para la emisión específica en los maxilares.

Es una técnica sencilla, en la que el estudio del caso y un buen diagnostico son las claves del éxito.

Los implantes nos ofrecen la posibilidad de llevar prótesis fija sin tener dientes como pilares. Utilizándolos como si fueran raíces podemos diseñar sobre ellos unos muñones sólidos y con sólo 6 u 8 implantes podemos rehabilitar toda una arcada.

Desde hace varios años, hemos apostado por una marca líder en el mercado de Implantes dentales BTI, un implante de gran calidad y enorme prestigio. Nos ofrece la gama de productos más extensa del mercado para cada caso. Últimamente han lanzado implantes cortos y extracortos que nos permite abordar tratamientos quirúrgicos de manera simple sin tener que realizar operaciones anteriores de regeneración ósea cuando tenemos poca disponibilidad, por ejemplo en mandíbulas muy atrofiadas, con apenas hueso.

Estética dentofacial con implantes

La combinación de el implante BTI con el PRGF (Plasma Rico en Factores de Crecimiento), está mejorando el resultado y minimizando casi al 0% la probabilidad de rechazos y minimizando los problemas postoperatorios. El Plasma es extraído del brazo del paciente y conservado en termos, a temperatura corporal para antes de usarlo, introducirlo en una centrífuga que nos separe el suero de la sangre y el plasma que es donde se encuentran todos los factores de crecimiento. Esto lo depositamos en el implante antes de la colocación del mismo dentro del hueso y alrededor de la herida que hemos realizado para su mayor aceleración en el proceso de cicatrización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario