Existen en nuestra vida momentos inolvidables, sobre todo cuando somos niños. Uno de ellos es la visita del Ratoncito Pérez.

¿Quién no recuerda esa excitación y el no poder dormirnos esperando ver qué regalito nos dejaba a cambio de nuestro diente?

Como no sabemos si todos vosotros conocéis de dónde surgió esta tradición, hoy os lo contamos.

El creador del Ratoncito Pérez fue el escritor, periodista y jesuita español Luis Coloma. El cuento original fue escrito a finales del siglo XIX por petición de la corte. La reina Doña María Cristina le encarga escribir un cuento como regalo, después de que al niño rey Alfonso XIII (que entonces tenía 8 años) se le cayera un diente.

El cuento narra cómo un ratón, que vivía con su familia en una gran caja de galletas, se escapaba de su domicilio para llegar a través de las cañerías de la ciudad a las habitaciones del pequeño rey Bubi I y las de otros niños más pobres que habían perdido algún diente, para a cambio dejarles un pequeño regalo. Junto a este pequeño ratón el rey Buby I conoce la miseria y descubre cómo viven sus pequeños súbditos, aprendiendo valores como el buen gobierno de sus súbditos, la generosidad y la valentía.

Desde entonces el Ratoncito Pérez es un personaje muy popular entre los niños españoles e hispanoamericanos (en Francia, Italia, Suiza, Polonia o La India el protagonista también es un ratón, sin embargo es anónimo y en los países anglosajones, EE UU, Inglaterra, Australia, este trabajo lo realiza el Hada de los Dientes), a los que pone un regalo bajo la almohada cuando se les cae un diente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment