A continuación te pasamos una lista con los 5 alimentos que más perjudican la estética dental:

Vino: Puede ser bueno para el corazón, pero es malo para la sonrisa. El vino tinto es uno de los peores rivales de los dientes blancos, pues tiene un triple atacante para el esmalte: ácido, cromógenos y taninos. El ácido tánico puede corroer el esmalte, permitiendo que el color se filtre en los dientes. Estas sustancias trabajando juntas tienen la capacidad de convertir los dientes blancos a un tono rojo en poco tiempo.

Café y té: El café y el té son grandes enemigos de los dientes blancos pues están llenos de cromógenos y taninos. El esmalte del diente – o capa externa – es muy porosa, y por esto las “bebidas oscuras” son grandes amenazas para la sonrisa brillante, ya que pueden filtrarse y producir manchas permanentes.

Frutas y verduras: Pese a que son saludables, las frutas y vegetales de color intenso deben ser consumidos con moderación por quienes desean mantener los dientes blancos, ya que contienen sustancias que se adhieren al esmalte. Además, los cítricos, como naranja y pomelo, contienen ácido cítrico, lo que produce la erosión del esmalte.

Salsas : Al igual que las bebidas de color oscuro, las salsas de colores vivos también pueden filtrarse en el esmalte de los dientes y causar una coloración indeseada.

Caramelos : La mayoría de los dulces industrializados contienen colorantes azules o rojos. Estos tonos hacen que comer dulces sea mucho más divertido, pero también puede promover la coloración de los dientes.

Tabaco: Es otro factor muy nocivo para la salud y apariencia de los dientes. La pigmentación amarilla se debe a que la nicotina se adhiere directamente al esmalte. Además de la buena higiene bucal, los hábitos saludables son esenciales para lucir una sonrisa brillante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario