beso

Para adelgazar, para ejercitar los músculos, para no sufrir problemas dentales y para vivir muchos años hay que besar, besar y besar, así lo aseguraron varios expertos europeos que hicieron un amplio estudio a este “arte”.

Según los investigadores y aunque cuando se besa se pasan de una boca a otra cerca de 40.000 bacterias inofensivas, la saliva contiene sustancias altamente desinfectantes. Mientras se besa se ejercitan cerca de 30 músculos faciales, se activa la circulación y hasta se mejora la autoestima.

El estudio estableció que quienes besan con frecuencia sufren menos enfermedades, ya que esta amorosa acción moviliza secreciones hormonales que funcionan como analgésicos y que fortalecen las defensas del organismo.

Otra de las ventajas es que los besos alejan a las personas de los consultorios dentales, ya que al estimularse la saliva se ayuda a eliminar las partículas de comida de los dientes y se disminuye el nivel ácido que causa caries y placa dental.

Los expertos concluyeron que besar sirve hasta para adelgazar. Un buen beso quema calorías y hace que el pulso se acelere de 70 a 140 pulsaciones por minuto.

Fuente: ABCMedicus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario