Hemos encontrado esta interesante información sobre los refrescos y queríamos compartirla con vosotros.

El consumo de drogas ilegales y el consumo abusivo de refrescos puede causar daños similares a la boca a través del proceso de erosión de los dientes, según un caso de estudio publicado en la revista General Dentistry.

La erosión dental se produce cuando el ácido desgasta el esmalte dental, que es la capa protectora del diente. Sin la protección de esmalte, los dientes son más susceptibles a desarrollar caries, además de ponerse sensibles, agrietados y descoloridos.

El estudio comparó los daños en tres personas: un consumidor de metanfetamina, un ex consumidor de cocaína, y un bebedor en exceso de refrescos. Los tres admitieron haber tenido una mala higiene bucal y no haber visitado a un dentista con frecuencia. Los investigadores encontraron el mismo tipo y gravedad de daños causados ​​por la erosión dental en la boca de los tres participantes.

El ácido cítrico presente en los refrescos normales y en los light es conocido por su alto potencial de causar la erosión dental. Los ingredientes utilizados en la preparación de metanfetamina pueden incluir materiales muy corrosivos, como el ácido de batería. La cocaína tipo crack también es muy ácida.

El individuo que abusó de los refrescos consumió dos litros de refrescos light al día durante entre tres y cinco años.

Fuente: www.tendencias21.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario